Reseñas

Reseña: Mariz – Itana

Antes de comenzar con la reseña me gustaría poner en contexto a Mariz. Cesar Augusto Mariz es un joven productor de Guadalajara. La primera vez que lo vi, fue una noche en Umbral Club, en donde él fue designado para hacer el ”Warm Up” en una fiesta memorable a cargo de Luzius.

Umbral Club tenía un enfoque hacia el techno y sonidos más fríos, acompañados de instalaciones y juegos de luces que interactuaban con la música y generaba un ambiente con una identidad propia que creaba una experiencia audiovisual única en la vida nocturna de la ciudad.

 Esa noche llegué temprano y me encontré con un chico en la cabina, lentes oscuros y cabello largo estilo afro, quien para ser honesto, me sorprendió bastante. Más allá de la técnica (que no era para nada mala) su selección de house y Deep house transmitía mucha pasión, el beat, las vocales, los instrumentos, todo el conjunto contrastaba brillantemente con el concepto de Umbral Club, lo que dio lugar uno de los mejores Warm Ups que he presenciado.

Un año después de esa presentación, Mariz nos presenta su primer EP en ”Mexicana de Grabaciones”, un nuevo sello independiente de Guadalajara a cargo del propio Mariz, que se estrena con este lanzamiento, un EP titulado “Itana” y consta de cuatro producciones originales de parte del joven productor.

 La canción de entrada se titula “Cuban Movement” donde el sampleo de la salsa actúa como un elemento simbólico dentro del track, pero además brinda una fase de ritmos más naturales que al conjugarse con el resto de los elementos y efectos sintéticos dan lugar a un sonido que si bien al principio puede sentirse un poco forzado al momento del clímax, esta combinación crea una composición bien lograda

 El segundo track, “Itana” que da nombre al EP, desde el principio refleja que este fue creado con un solo propósito, el baile. Un bassline de house bien sólido le da todo el carácter a la canción. Sería bueno tener una versión más larga y con más dinámicas que permita al DJ experimentar con él en la pista de baile.

 Al llegar a “Corazón Blanco” un breakbeat toma protagonismo y modifica la línea conceptual que se había formado en los dos tracks anteriores, sin embargo, la propuesta es interesante y no desentona. Pero es en “Hotel Havana” donde se explora con sonidos sintéticos y naturales, así como efectos de reverbs y delays, dotando al track de una densidad y un ambiente con mucho cuerpo, que nuevamente se mezclan con elementos musicales simbólicos que interactúan de manera perfecta.

 Sin lugar a duda Mariz tiene todo para convertirse en uno de los nuevos representantes del House en Guadalajara, habrá que seguirle la pista como productor y como DJ.